Nadie es demasiado pecador para venir a Cristo

Muchos hombres y mujeres hoy no quieren venir a Cristo porque se sienten avergonzados. Han oído de Cristo pero su conciencia los acusa. Se sienten demasiado pecadores y aunque han tratado de superarse no lo han podido hacer. Sienten que tienen que ser buenos para venir a Dios.

leer más