Dios registra tus lágrimas en su libro

Ventana

Dios no se ríe cuando lloramos. Él no nos dice que nos endurezcamos o que le demos vuelta a la página de nuestras lágrimas como si ellas no existieran. En vez de eso, nos carga y nos sienta en su regazo y nos envuelve en sus brazos amorosos mientras le revelamos nuestros corazones.

leer más