Respirar y Alabar

«Que todo lo que respira alabe al Señor!» A medida que transcurre el día, crea una lista de todo lo que ves que respira, y utiliza esa lista al final del día para construir una continuación del Salmo 150.

leer más