¡Papi! ¡Te quiero mucho!

¡Papi! ¡Te quiero mucho! Por Rubén Ramírez Monteclaro «Cuando el niño vio llegar a su papá, corrió con tanto gusto a su encuentro abriendo sus brazos; sus ojos tenían un brillo especial, el brillo que produce una relación de amor entre padre e hijo, una relación de intimidad, confianza y…

leer más