El Dios Trino del Amor y del Poder

27/05/2018
Bible Text: Juan 1:1 | Predicador: Rubén Ramírez Monteclaro Sermón por Rubén Ramírez Monteclaro, predicado en la Ciudad y Puerto de Veracruz; para celebrar el día de la Santísima Trinidad, de acuerdo con el Leccionario Común Revisado. [wpfilebase tag=file path='sermones/sermones_veracruz/El-Dios-Trino-del-Amor-y-el-Poder.mp3' tpl=filebrowser /]    Escucha otros podcast: Cada día Consejos para jóvenes Sermones de Gracia Encontrando a Jesús en el Evangelio de Juan Suscríbete al podcast de Comunión de Gracia   Otros sermones de Rubén Ramírez Monteclaro [sermons filter_by="preacher" filter_value="ruben-ramirez" per_page="10"]

1-5 Dios obra a través de sus siervos – Parte 2

Bible Text: Hebreos 11:24 | Predicador: Carmen Gálvez | Series: Mi Experiencia con Dios Unidad 1, Lección 5 Dios obra a través de sus siervos Parte II    En la lección anterior aprendimos que Dios continuamente está obrando alrededor nuestro; y para que nosotros podamos conocer sus obras establece una relación de amor continua, real y personal con cada uno para luego hacernos la invitación a participar con él en su trabajo. Cuando Dios invitó a Moisés a participar de su obra para liberar a su pueblo, Dios le habló primeramente para revelarse a sí mismo, él le dijo yo soy el Dios de tus padres, Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, he invitó a Moisés a liberar al pueblo de Israel de mano de los egipcios y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha. Cuando Moisés conoció la voluntad de Dios expresó su crisis de creencia, expresando: ¿quién soy yo para que vaya a faraón y saque de Egipto a los hijos de Israel? La invitación de Dios a Moisés para que se le uniera en su trabajo condujo a Moisés a una crisis de fe que requirió confianza y acción.  Moisés tuvo que hacer grandes ajustes en su vida para poder unirse a Dios, en lo que él estaba haciendo. Como dice Hebreos 11:24 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado. Moisés llego a conocer a Dios por experiencia cuando obedeció y Dios realizó su obra por medio de él. Esta es una de las tantas historias escritas en la Biblia de todo lo que Dios puede hacer a través de una persona común como usted y como yo. En este día quiero pedirle que tome unos minutos para pensar cuántas veces Dios lo ha invitado a participar de su obra y usted la ha rechazado porque se siente incapaz, porque cree que nada importante puede ocurrir con usted. Cuando usted ha iniciado una relación con Dios, no puede quedarse donde está, tiene que moverse a donde Dios lo quiere llevar.   Tiene que aceptar la invitación.  No se detenga por las normas del mundo que nos dicen que tenemos que ser profesionales, ricos, guapos o tener un título de evangelista para llevar el mensaje de Jesucristo al necesitado, o por nuestros propios pensamientos de inferioridad y de creer que es con nuestras propias fuerzas con las que vamos a ir a trabajar. Dios se deleita tanto con aquel pastor que consagradamente le sirve en una gran congregación como con aquel pastor que le sirve fielmente en una pequeña congregación rural, y de la misma forma se deleita con aquella ama de casa o aquel vendedor de zapatos que glorifican grandemente a Dios a través de las tareas aparentemente triviales que cumplen. Dios buscará la fidelidad y la recompensará sin importar cuánta sea la responsabilidad o cuál sea la responsabilidad que se le ha dado o encomendado. Dios usa personas comunes y corrientes para cumplir sus propósitos divinos.  Pablo dijo que Dios elije deliberadamente a los débiles y los despreciables porque de ellos recibe la mayor gloria.  Cuando Dios hace cosas excepcionales a través de personas comunes y corrientes entonces los demás se dan cuenta de que solo Dios pudo haberlas hecho. Así que, si hoy nos sentimos débiles, limitados y de poco valor, tomemos ánimos porque somos los mejores candidatos mediante los cuales Dios puede obrar. Por último, hermanos no olvidemos que nuestra salvación y esa relación hermosa que tenemos con nuestro Padre viene acompañada de un llamamiento que no debemos obviar.  El llamamiento que Dios nos hace es para participar de su misión de reconciliar consigo al mundo perdido.  y ese llamamiento requiere de ser siervos fieles y diligentes y esto no es difícil, no creamos que es difícil, ¿por qué? Porque tenemos al mejor maestro de nuestro lado.  Jesús ofreció el mejor modelo de siervo, tanto en humildad como en obediencia y lo más hermoso es que nos prometió estar con nosotros hasta el fin del mundo, enseñándonos, guiándonos, instruyéndonos para hacer su obra. Lo único que nosotros tenemos que hacer es, ser moldeables y permanecer a disposición del Señor para que nos use, aunque nos consideremos personas comunes y corrientes Dios nos va a preparar, luego hará su obra a través de nosotros y todo esto es para revelarse a un mundo expectante y necesitado de un salvador. [wpfilebase tag=file path='taller_biblico/1-5-Dios-obra-a-traves-de-sus-siervos-Parte-2.mp3' tpl=filebrowser /] Serie: Mi Experiencia con Dios [sermons filter_by="wpfc_sermon_series" filter_value="miexperiencia" order="ASC" hide_pagination="0"]

1-4 Dios obra a través de sus siervos – Parte 1

Bible Text: Juan 15:5 | Predicador: Mary Ruth Nieves Atarama | Series: Mi Experiencia con Dios Mi experiencia con Dios  UNIDAD 1 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí,  Y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de mí  Nada podéis hacer.  (Juan 15:5). Estudio 4 Dios Obra a Través de Sus Siervos,    (Parte 1ª) Realmente pensar que un Dios Santo, justo y bueno quiera tener una relación personal con nosotros es sumamente maravilloso y satisfactorio. Dios desea que nosotros tengamos una experiencia personal con él, cercana; una experiencia que nos llene de paz y seguridad, que se manifieste en todas las áreas de nuestra vida, que por medio de esta experiencia podamos oír su voz, conversar con él, saber cuál es su voluntad para poder responder a su llamado correctamente. Vamos a analizar aquel momento en que Jesús preparaba a sus discípulos para que puedan enfrentar el difícil momento de su partida. Él conversaba con ellos y les decía que ellos sabían a donde iba, que sabían el camino. Tomás le dijo, Señor, no sabemos a dónde vas, como podemos saber el camino; El Señor le responde “Yo Soy El Camino”, “La verdad” y “La vida”. Igual nos pasa cuando nos acercamos a Dios y buscamos su voluntad, le decimos Señor quiero hacer tu voluntad. ¿Qué hago? ¿Cómo hago? Quiero servirte. Él nos dice que no necesitamos un mapa detallado para poder hacer su voluntad, que solamente tenemos que seguirlo a él un día a la vez porque Él es el camino, ese camino que nos conducirá a cumplir ese propósito que Dios a trazado para nuestras vidas. Él se muestra como un modelo a seguir porque el vino a cumplir la voluntad de su padre; El en todo momento mostro obediencia, comunicación y respeto por su padre, dijo que nada podía hacer por su propia cuenta sino que lo que veía hacer a su Padre eso hacía, porque el padre lo amaba y con amor le mostraba todo lo que estaba haciendo. Jesús se encargó de dejarnos claro el tipo de relación que tenía con su padre, una relación perfecta de amor y obediencia. También nos enseña que si queremos hacer su voluntad entonces “tenemos que aprender a ser siervos” y para ser un buen siervo tenemos que ser como el barro en manos del alfarero, dejarnos moldear y permanecer en las manos del maestro para que nos pueda usar conforme a su voluntad. Dios obra a través de sus siervos. Cuando Dios va hacer algo, él lo revela a su pueblo y quiere hacerlo a través de su pueblo o de su siervo. Si Dios quiere hacer algo a través de nosotros, él nos lleva desde donde estamos hasta donde él quiere que estemos y viene y nos dice lo que está haciendo. ¿Cómo responder a esa actividad que Dios está haciendo en nuestra vida? Hay Siete realidades de una experiencia con Dios que nos darán un mejor entendimiento: Dios siempre está obrando a su alrededor. Dios busca tener con usted una relación de amor real y personal. Dios te invita a participar con El en su obra. Dios le habla por el Espíritu Santo mediante la biblia, la oración, las circunstancias y la iglesia, a fin de revelarse a Sí mismo, así como sus propósitos y caminos. La invitación de Dios para trabajar con Él siempre le lleva a una crisis de creencia que exige fe y acción. Usted debe hacer grandes ajustes en su vida para unirse a Dios en lo que Él está haciendo. Usted llega a conocer a Dios por experiencia cuando le obedece y El realiza su obra a través de usted. Moisés es un buen ejemplo, la primera parte de su vida nos lleva a conocer como siguió e hizo la voluntad de Dios. Dios ya estaba obrando alrededor de Moisés. Ex. 2:23-25 2. Dios busco con Moisés una relación continua de amor que fue real y personal. Dios invito a Moisés a participar con El en su trabajo. Ex. 3:8, 10. Dios tomo la iniciativa para acercarse a Moisés e iniciar con él una relación de amor, y lo hizo por medio de la zarza ardiente. Dios le dijo que iría con él a Egipto y para cuando Dios estaba a punto de librar a los hijos de Israel, el factor importante no era cual era la voluntad de Dios para Moisés. El factor importante era cual era la voluntad de Dios para Israel. El propósito de Dios era librar a los hijos de Israel y Moisés iba a ser el personaje mediante el cual Dios obraría para lograrlo.  Vez tras vez Dios invito a Moisés a hablar con Él y estar con Él. Dios inicio y mantuvo una relación continua con Moisés. Esta relación se basa en el amor, y diariamente Dios cumplía sus propósitos a través de su amigo Moisés. Esta relación es la misma relación que tuvo con Jesucristo cuando estuvo en la tierra, una relación basada en el amor, diariamente cumplía sus propósitos a través de su amigo Moisés y es lo que quiere hacer ahora con nosotros. Él nos está invitando a que observemos donde está actuando él para unirnos a su obra en amor. [wpfilebase tag=file path='taller_biblico/1-4-Dios-obra-a-traves-de-sus-siervos-Parte-1.mp3' tpl=filebrowser /] Serie: Mi Experiencia con Dios [sermons filter_by="wpfc_sermon_series" filter_value="miexperiencia" order="ASC" hide_pagination="0"]

1-3 Aprender a ser un siervo de Dios

Bible Text: Filipenses 2:5 | Predicador: Sonia Orozco de Vengoechea | Series: Mi Experiencia con Dios Aprendiendo a ser siervo de Dios Continuamos con el Estudio Mi experiencia con Dios, cuyo Tema es Como conocer y hacer la voluntad de Dios El Estudio No. 3 se titula: Aprendiendo a ser siervos de Dios En Filipenses 2:5 Pablo nos dice: Que aunque Jesús era Dios, no se aferró a esa posición, sino que renunció a ella convirtiéndose en siervo, humillándose, y obedeciendo, hasta su muerte en la cruz. Jesús, instruyendo a sus discípulos en cuanto a ser siervos, les dijo: “No he venido para que me sirvan, sino por el contrario vine a servir” y así deben hacer Uds.  Si alguno quiere ser grande, deberá servir a los demás; y si quiere ser el primero, deberá ser un esclavo o servidor de todos Entonces: ¿Cómo cree Usted, que debe ser un siervo de Dios?   Alguien que solo sabe lo que debe hacer y lo hace? La Biblia dice: “siervos inútiles somos, cuando solo hacemos lo que se nos manda”, sin ir más allá de las necesidades que vemos alrededor. En Jeremías 18:1-6 el pasaje sobre El Alfarero, nos ilustra, en dos pasos: el concepto de siervo. 1er paso: Para que el Alfarero consiga hacer una taza, el barro tiene que ser moldeable, de lo contrario el Alfarero se desgasta sin lograrlo. 2º. Hecha la taza, ésta por sí sola no puede hacer nada. Tiene que seguir en manos del alfarero, para que este pueda usarla según desee. Así, para ser un siervo de Dios usted debe ser moldeable y permanecer en las manos del maestro. Cuando usted se acerca a Dios como siervo suyo, Él primero quiere que usted le permita moldearlo y hacerlo un instrumento según su deseo. Luego Él toma su vida y la pone donde Él quiere, y obra mediante ella para lograr sus propósitos. Así como la taza no puede hacer nada por sí misma, Usted tampoco puede hacer nada, excepto estando donde Él quiere que esté. En sus manos. La Escritura para memorizar esta semana es: Juan 15.5 y nos advierte “que separados de Jesús, (el maestro, el alfarero), nada podemos hacer” Y el mismo Jesús, en Juan 5.30 nos dice que El nada puede hacer por sí mismo…El hace lo que ve hacer al Padre que lo envío, y así nos envía a nosotros. Esto es una perspectiva muy diferente a la del mundo. Nosotros hacemos cosas por nuestra propia cuenta y muchas veces fracasamos. Pero el siervo, como el barro debe ser moldeable y permanecer en las manos del alfarero, para tener éxito en lo que emprenda.  El siervo tiene que hacer dos cosas: (1) ser moldeable, y (2) estar en las manos de Dios. Y solo así, el maestro puede actuar a través de Ud. para expandir su Reino. Con Dios obrando a través de un siervo obediente, Ud. puede hacer lo que Dios puede hacer. ¡Vaya, Potencial ilimitado! La servidumbre exige obediencia. Si, el siervo actúa según instrucciones, pero debe recordar: que quién hace el trabajo es Dios. Pero, Usted no recibe órdenes y luego sale a cumplirlas. Usted se relaciona con Dios, ajusta su vida a su Voluntad y hace lo que Él quiera a través suyo. Tomemos un tiempo para reflexionar Cuando Dios Obra, todo sale a su perfección, pero cuando yo obro, puedo equivocarme No podemos hacer nada sin Dios, Él debe liderar nuestros planes, hacer todo en su nombre, como para El y no para los hombres. lo que Dios trata de decirnos es: ¡No se trata solo de hacer algo! ¡Entra en una relación de amor conmigo! Aprende a conocerme. Ajusta tu vida a mi voluntad. Déjame amarte y revelarme a ti, mientras obro a través tuyo. ¡Quédate quieto!  Llegará el tiempo de obrar, pero no podemos saltar la relación. La relación con Dios debe venir primero. ¿Le creemos a Jesús? Sin Él no podemos hacer nada. Y Él nos lo dice en serio. Yo llego a conocer a Dios por experiencia cuando le obedezco y Él realiza su obra a través de mí. ¿Quieres ser un siervo de Dios? Busca donde está el maestro; allí es donde tú debes estar. Descubre que es lo que el maestro está haciendo; entonces eso es lo que tu debes hacer. Lea Juan 12:26. Si alguno quiere servirme, que me siga; y donde yo esté, allí estará también el que me sirva. Si alguno me sirve, mi Padre lo honrará: Dile: “Señor quiero servirte, para así seguirte, convencida que estaré donde tu estés”. Tu eres la vid, nosotros los pámpanos; si permanecemos en ti, y tú en nosotros, llevaremos mucho fruto; porque separados de ti nada podemos hacer.         Llego a conocerte por mi experiencia contigo, cuando te obedezco, y entones Tú realizas tu obra a través de mí. Gracias Señor Jesús. [wpfilebase tag=file path='taller_biblico/1-3-Aprender-a-ser-un-siervo-de-Dios.mp3' tpl=filebrowser /] Serie: Mi Experiencia con Dios [sermons filter_by="wpfc_sermon_series" filter_value="miexperiencia" order="ASC" hide_pagination="0"]

1-2 Jesús es tu Modelo

Bible Text: Juan 15:5 | Predicador: Joel Aleman | Series: Mi Experiencia con Dios Trate de interpretar su experiencia según la palabra de Dios Amado hermano y hermana, es seguro que, durante toda su vida, siempre habrá ocasiones cuando querrá responder a diversas situaciones y eventos de acuerdo con sus propias experiencias y según su propia sabiduría. Es seguro que en algunas ocasiones este tipo de comportamiento le pueda meter en problemas. Es mejor que su conducta se encuentre en dependencia constante de las Sagradas Escrituras. Cierto día unos ciegos, habían escuchado muchas cosas acerca de cómo eran los elefantes, ellos se propusieron saber cómo era un elefante a través de su propia percepción de estos. Fueron donde se encontraron con uno. Palpándolo sacaron sus conclusiones personales. Uno de los ciegos le tocó la pata, y dijo que los elefantes eran como los troncos de los árboles. Otro le tocó la panza, y dijo que eran como una pared. Otro tocó la trompa del elefante, dijo que eran como una serpiente. Y otro tocó las orejas, dijo sin dudarlo que tenían alas. Y así sucesivamente. Estas definiciones parciales y erróneas son los que saca el hombre acerca de Dios cuando se basa en sus propias deducciones. [inlinetweet prefix="" tweeter="" suffix=""]Es importante siempre estar en continuo contacto con las escrituras, pues son estas las que nos acercan al conocimiento del amor y la personalidad de Dios.[/inlinetweet] Otro elemento necesario al escudriñar las escrituras es observar como Dios obra en ella, pues la inspiración del espíritu santo a los hombres fue dado para mostrarnos a Dios por medio de esta palabra. No debemos centrar nuestra forma de vivir, en experiencias, manuales, guías humanas. Sino que siempre nuestras experiencias de vida deben ser interpretadas a la luz de las escrituras. Recuerde amado hermano y hermana, solamente estando en cercanía con Dios podremos recibir la dirección correcta en nuestro andar por la vida. La biblia nos ofrece esa cercanía y dirección que tanto necesitamos. Dios siempre se encuentra obrando alrededor suyo, esa experiencia que Dios le hace sentir siempre se disfruta mejor cuando la conectamos con las escrituras. [wpfilebase tag=file path='taller_biblico/1-2-Jesus-es-tu-Modelo.mp3' tpl=filebrowser /] Serie: Mi Experiencia con Dios [sermons filter_by="wpfc_sermon_series" filter_value="miexperiencia" order="ASC" hide_pagination="0"]