74569931 3ae4bcf111 arbol navidad

PREGUNTA: Según Jeremías 10:2-5 ¿no debemos celebrar la Navidad con árboles y decoraciones brillantes?

RESPUESTA: Jeremías 10 no condena el árbol de Navidad como se usa hoy para celebrar el nacimiento de Cristo. ¿Por qué? Jeremías 10:2-5 dice:

“»No aprendan ustedes la conducta de las naciones, ni se aterroricen ante las señales del cielo, aunque las naciones les tengan miedo. Las costumbres de los pueblos no tienen valor alguno. Cortan un tronco en el bosque, y un artífice lo labra con un cincel. Lo adornan con oro y plata, y lo afirman con clavos y martillo para que no se tambalee. «Sus ídolos no pueden hablar; ¡parecen espantapájaros en un campo sembrado de melones! Tienen que ser transportados, porque no pueden caminar. No les tengan miedo, que ningún mal pueden hacerles, pero tampoco ningún bien»

arbol navidad photo1. El contexto condena la adoración de ídolos. El artífice en el pasaje se refiere a alguien que tomó madera de un árbol y con esa madera formó un ídolo que era adorado. Yo no conozco a nadie, ni he oído de nadie que se incline ante un árbol de Navidad, orándole o adorándolo.

2. Los ídolos son hechos a semejanza humana. El ídolo descrito en Jeremías 10 está vestido con ropa. Los árboles de Navidad no se hacen con semejanza humana ni se visten con ropa humana. Jeremías no está hablando sobre la adoración de árboles, está hablando sobre la adoración de ídolos.

3. No había tal cosa como un árbol de Navidad cuando Jeremías escribió, y no lo hubo por 1,500 años después. El árbol de Navidad como lo conocemos data de unos pocos cientos de años. Una de las reglas cardinales de comprensión bíblica es que un pasaje debe tener significado para la audiencia original. Los árboles de Navidad no existían cuando Jeremías escribió. Es imposible tratar de hacer que Jeremías 10 hable en contra de los árboles de Navidad.

Si la pregunta va más allá de Jeremías 10 y se refiere a los árboles de Navidad en general y a la conciencia de alguien, entonces, naturalmente, es posible celebrar el nacimiento de Cristo sin un árbol de Navidad. Uno no necesita luces, decoraciones, regalos, conciertos, reuniones familiares, cenas, etc., para celebrar el nacimiento de Cristo. Pero estas cosas no son malas en sí mismas, y pueden ser una maravillosa oportunidad para alegrarse, lo cual es una emoción cristiana porque recordamos el nacimiento de nuestro Señor y Salvador. La verdadera razón de la temporada es la encarnación de Jesús tomando nuestra naturaleza humana para restaurarla y lograr la adopción de la humanidad en la vida de Dios. ¡Esto es algo que merece  ser celebrado!


Lea más artículos sobre la Navidad:

Foto por arkaninger

Foto por cafeconlecheporfavor

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.