¿Hebreos 4:9 ordena a los cristianos a que guarden el sábado?

descanso photo Photo by brendan-c

Queda, por tanto, un reposo sagrado para el pueblo de Dios. Hebreos 4:9 ¿Acaso Hebreos 4:9 ordena a los cristianos a que guarden el sábado?

La epístola a los Hebreos fue dirigida a creyentes judíos que probablemente estaban todavía participando en las costumbres del judaísmo. La epístola explica que el antiguo pacto ha sido anulado y que sus reglamentos se han echado a un lado. Cuando menciona sabbatismos en Hebreos 4:9, no está introduciendo secretamente una afirmación de una ley del antiguo pacto.

A lo largo de la epístola, se les amonesta a los hebreos creyentes diciéndoles que Jesús es mucho, mucho más que cualquier cosa que el antiguo pacto pudiera tener. Jesucristo es el centro principal de la epístola. Se menciona el diezmo, por ejemplo, sólo porque éste muestra la superioridad de Cristo sobre los sacerdotes levitas. Se menciona también sabbatismos, no como un punto en sí mismo, sino porque ilustra algo acerca de la superioridad de la fe en Cristo.

Jesús es mejor que los ángeles, mejor que Moisés, mejor que Aarón, mejor que todos los rituales. Él los ha reemplazado a todos cumpliendo con las verdades espirituales que representaban, haciendo su actuación física innecesaria. Hebreos 4:9 no ordena la continuación de una de las prácticas del antiguo pacto.

Comencemos nuestro análisis en Hebreos 3: “Por lo tanto, hermanos, ustedes que pertenecen al pueblo de Dios, que han sido llamados por Dios a ser suyos, consideren atentamente a Cristo Jesús, el apóstol y sumo sacerdote… Pero Jesús merece más honor que Moisés” (vers. 1-3). Luego, la epístola cita del Salmo 95, recordándoles a los hebreos que sus antepasados endurecieron sus corazones y fueron infieles y desobedientes bajo el liderazgo de Moisés.

No endurezcan sus corazones, la epístola exhorta, haciendo eco a lo que se señaló en Hebreos 2:1-3. Los cristianos hebreos aparentemente fueron tentados a volver al judaísmo, y la epístola los exhorta a que sean fieles a la superioridad de Jesucristo. Escuchen lo que Jesús dice (1:2; 2:1). Mirémoslo a él, no a Moisés, como nuestra autoridad en la fe y en la práctica. Mirémoslo a él como nuestro Sumo Sacerdote en el cielo, no a los sacerdotes levitas en el templo, que sólo son sombras y copias de la verdad espiritual (8:1-5; 10:1).

La epístola nos exhorta a no desviarnos del Dios viviente (3:12). Mantengamos nuestra fe en Cristo firmemente hasta el fin (3:14). No endurezcamos nuestros corazones (3:15). No podemos agradar a Dios si no tenemos fe (3:19; 11:6).

La epístola hace una analogía entre los israelitas entrando a la Tierra Prometida y los cristianos entrando a la mejor promesa del nuevo pacto. La analogía, nuevamente, tiene como propósito demostrar la superioridad de Cristo. Cuando los israelitas se encontraban en el desierto, enviaron espías a Canaán para explorar la tierra que el Señor les iba a dar. Sin embargo, la mayoría de los espías israelitas tenían temor de los cananeos, y la mayoría del pueblo les creyó a los espías en lugar de creerle a Dios. Por tanto, Dios declaró que, puesto que les había faltado fe y no obedecieron su mandato de invadir a Canaán, no entrarían en la Tierra Prometida: “No entrarán en mi reposo” (Números 14:26-29; Salmos 95:11; Hebreos 3:11). En este salmo, “reposo” era una metáfora por la promesa del antiguo pacto, la tierra de Canaán.

La siguiente generación de israelitas entró en la Tierra Prometida bajo el liderazgo de Josué. No obstante, aun después de que entraron en la Tierra Prometida, Dios continuó advirtiéndoles, en el salmo, que no endurecieran su corazón, para que no perdieran la oportunidad de entrar en el descanso de Dios. Así es que el salmo estaba señalando hacia el descanso futuro (4:8). La Tierra Prometida había sido un tipo físico o una prefiguración de un descanso espiritual al que los israelitas no habían entrado aún.

La epístola a los Hebreos continúa el mensaje: No endurezcan su corazón, y no rechacen la enseñanza de Jesús. No sean incrédulos ni desobedientes, sino continúen confiando en Jesús y obedeciéndole.
A los cristianos se les ha dado el nuevo pacto, con mejores promesas espirituales. Ellos participan en este nuevo pacto mediante la fe en Jesucristo. Entran en el descanso de Dios, su promesa, mediante su fe en Jesucristo. “Pero los que hemos creído entramos en el reposo” (Hebreos 4:3), y ese es el “descanso” del cual el salmista estaba hablando (vers. 3). Ahora bien, debido a que hemos entrado en el descanso de Dios, debemos “tener cuidado, no sea que alguno de ustedes no lo logre” (vers. 1, Versión Popular).

El descanso espiritual del cual el salmista habló, el descanso al que Dios quiere que entremos, ya está aquí en Jesucristo. Algunos no lograrán entrar en él si abandonan su fe en Jesucristo. Debemos asegurarnos de no perder la fe y así perder el descanso en el cual ya hemos entrado.

En Cristo, tenemos descanso. Él nos ha liberado del antiguo pacto, el cual era un yugo difícil de llevar, y nos ha dado un nuevo pacto, que por ser un yugo mucho más fácil de llevar se le llama “descanso” (Mateo 11:28-30). Cuando estamos en Cristo, nos encontramos en un descanso espiritual. Ya hemos comenzado a experimentar las mejores promesas de Dios.

Dios exhorta a su pueblo a entrar en su descanso, y el lugar donde la Escritura dice que Dios descansó es en el séptimo día de la creación (Hebreos 4:4). Se nos invita a entrar en el descanso de Dios del fin de la creación, creyendo en el Hijo de Dios. Por la fe nos hemos unido con Dios en su descanso. Por la fe, hemos venido a ser una nueva creación, creados de nuevo. Hemos sido introducidos en el reino de Dios.

Nuestra nueva creación no ha sido todavía terminada, pero ya hemos entrado en su descanso. Hemos sido reconciliados y tenemos compañerismo con Dios mediante nuestro Sumo Sacerdote, así como Adán y Eva tuvieron compañerismo con Dios antes de pecar. Por la fe en Cristo, hemos entrado en el descanso de Dios, tal como lo predijo el salmista.

Hemos entrado en el katapausin descanso de Dios, el mismo tipo de descanso que él tuvo en el primer séptimo día.39 “Porque el que entra en ese lugar de reposo de Dios, reposa de su trabajo, así como Dios reposó del suyo” (4:10, Versión Popular). Esto es mucho más significativo que descansar un día a la semana, porque la epístola ya ha indicado que “Dios había terminado su trabajo desde que creó el mundo” (4:3, Versión Popular). El descanso de Dios es un descanso permanente, y el descanso del creyente también lo es.
Mientras tengamos fe en Cristo, no importa en cual día de la semana estemos, hemos entrado en el descanso de Dios y estamos descansando de nuestro propio trabajo. Nuestro propio trabajo no nos puede salvar, pero somos salvos por gracia mediante la fe en Cristo. Entramos en el descanso de Dios permanentemente por medio de la fe en Cristo.

“De manera que todavía queda un reposo (sabbatismos) sagrado para el pueblo de Dios” (4:9, Versión Popular). El escritor está usando una palabra diferente, pero no se está refiriendo a un descanso diferente. Ambas palabras se usan como metáforas para la salvación. Como se puede ver por las palabras “entonces” o “por tanto”, es el mismo descanso que se menciona en el versículo 8, el “descanso” de la salvación.

Cuando el pueblo entró a la Tierra Prometida, Josué no les dio el descanso espiritual (katapausin) de Dios. Por eso es que el salmista, siglos más tarde, habló acerca de otro día. Por tanto, el versículo 9 dice, por esa razón, debido a que el salmista habló de un futuro descanso (katapausin), lógicamente entiende que todavía queda un descanso sabático (sabbatismos) para el pueblo de Dios, y, versículo 11, debemos hacer todo esfuerzo por entrar en ese descanso (katapausin). Sin embargo, si el descanso sabbatismos fuera diferente del descanso katapausin, entonces faltaría lógicamente el sabbatismos simplemente porque el salmista habló acerca de un katapausin.

El versículo 10, el cual principia con “porque”, también presenta una conexión lógica entre sabbatismos y katapausin. Existe un sabbatismos para los cristianos porque han entrado en el katapausin de Dios. La conexión lógica no existiría si éstos fueran dos descansos diferentes.

La equivalencia de katapausin y sabbatismos se puede ver aún más en la manera paralela en que se emplean. En el versículo 1, el escritor dice que la promesa del descanso katapausin todavía está en pie. En el versículo 6, dice que todavía falta (apoleipetai) que algunos entren en el descanso katapausin, y en el versículo 9, dice que todavía queda (apoleipetai) un descanso sabbatismos para nosotros.

El escritor está usando las palabras para descanso como sinónimos, una aludiendo a la creación y la otra aludiendo a su conmemoración semanal, pero ambas se están refiriendo al mismo descanso al que los cristianos deben tratar de entrar. Es el descanso de la salvación que queda para que los cristianos entren y se aseguren de no perderlo por incredulidad. Se nos exhorta a entrar en este descanso por medio de la fe (vers. 11, 3).

Vamos a parafrasear el pasaje: Dios prometió un descanso, pero los primeros israelitas no entraron en él debido a su incredulidad y desobediencia. Josué los introdujo en la tierra, pero a los israelitas todavía se les exhortaba a entrar en el descanso prometido, el cual todavía era un descanso futuro. Por tanto, siendo que todavía queda una promesa de descanso, debemos cuidarnos de que algo nos evite entrar. Nosotros, quienes tenemos fe en Cristo, entramos en el descanso prometido, al cual se le llama descanso de Dios.

Dios descansó al final de la creación, por tanto, este es el descanso divino, el descanso sobrenatural, la promesa espiritual a la que los creyentes entran. Aunque algunos no llegan a obtener la promesa, falta aún que otros entren. Por eso es que el salmista estaba todavía exhortando a la gente a que escucharan la voz de Dios y a que le obedecieran.

Si Josué hubiera cumplido la promesa, Dios no hubiera inspirado al salmista a que continuara exhortando a la gente acerca del descanso prometido. La entrada de Josué en la Tierra Prometida fue un antitipo de una entrada espiritual a una promesa espiritual, un descanso espiritual. El salmista estaba hablando acerca de otro día, un día en el cual las personas podrían entrar en la promesa. Por tanto, todavía hay un descanso espiritual para el pueblo de Dios, porque cualquiera que entre en el descanso espiritual de Dios puede descansar de su trabajo, de la manera en que Dios cesó de su trabajo creativo. Por tanto, debemos esforzarnos por entrar en esta promesa espiritual, y no reincidir por ser desobedientes.

¿Por qué usa el escritor el vocablo sabbatismos? Hace clara referencia al sábado semanal, pero se está usando figurativamente. El autor nos está diciendo que este descanso espiritual es lo que el sábado semanal siempre ha representado. El sábado no fue sólo un recordatorio del descanso del fin de la creación y del éxodo, también miraba hacia adelante, prefigurando algo, como una sombra profética de una realidad venidera, nuestro descanso espiritual. Entramos en el descanso de Dios por la fe en Cristo (vers. 3), y al lograr esto, entramos en el descanso al cual Dios entró cuando completó su creación (vers. 3-4).

Nuestro descanso salvador es un descanso sabático, un cumplimiento del significado espiritual del día sábado. Si el autor hubiera querido hablar acerca del sábado, él hubiera usado la palabra sábado. Si hubiera querido hablar acerca de guardar una ley, podía haber dicho eso también. Pero él no usó esas palabras porque no estaba hablando acerca del día sábado en sí.

No está diciendo si es necesario o innecesario, no está tratando ese asunto. Por el contrario, él está diciendo que la promesa espiritual es un descanso sabático. El sábado representa la salvación. Aquí no se está discutiendo si se debe continuar observando el sábado como una representación semanal. El autor se está refiriendo a la salvación, al descanso espiritual prometido. Él habla de sólo un descanso sabático predicho, no una representación semanal de éste. Está hablando figurativamente del reino de Dios. Entramos en nuestro descanso espiritual por la fe en Cristo.

El escritor está describiendo una analogía, y hoy nosotros frecuentemente encontramos que las analogías son poco convincentes. Aun si hay paralelos, podríamos decir que eso no prueba nada, y no prueba que el sábado ya no es requerido en sus detalles del antiguo pacto. Eso es verdad. Hebreos nos dice lo que el sábado representa, pero no trata el comportamiento del cristiano con respecto al sábado. Para eso necesitamos ir a otro lado, por ejemplo, a las declaraciones de Pablo que ya hemos examinado.

En resumen, Hebreos 4 no nos está exhortando a guardar el sábado semanal, sino a entrar en el descanso de Dios por medio de la fe en Cristo. Venimos a Cristo, y él nos da descanso.

39 La versión Septuaginta usa la forma del verbo de katapausin en Génesis 2:2.

Comunión de Gracia

Acerca de Comunión de Gracia

COMUNIÓN DE GRACIA INTERNACIONAL [GRACE COMMUNION INTERNATIONAL], es una denominación evangélica activa en casi 100 países y territorios con una afiliación internacional de alrededor de 42 mil miembros y 900 congregaciones. Nuestra misión es “vivir y compartir el evangelio”. Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes en nuestro Señor Jesucristo. Le invitamos a reunirse con nosotros en nuestros servicios de adoración donde escuchará el evangelio de Jesucristo y conocerá a otros cristianos que están experimentando su relación con Jesucristo, así como usted.

12 comentarios

at 5:17 “No piensen que yo vine para anular la Torah o los Profetas. No he venido a anular, sino a cumplir.
Mat 5:18 En verdad les digo que mientras no pasen el cielo y la tierra, ni siquiera una yodni una tilde pasará de la Torah hasta que todo se haya cumplido.
Mat 5:19 “Por lo tanto, a cualquiera que quebrante el más pequeño de estos mandamientos y así lo enseñe a la gente, se le considerará el más pequeño en el reino del Cielo. Pero a cualquiera que los cumpla y los enseñe, a éste lo considerarán grande en el reino del Cielo.

Pareciera ser que los cristianos aquí no creen en el Mesías. o el mesías no se deja entender, a mi me parece muy claro, todavía no paso el cielo ni la tierra, por tanto sigue vigente.

Tienen que dejar de idolatrar teorías de hombres y creer en el maestro, no les parece eso prudente?

Donde en la biblia se anula el pacto de los 10 mandamientos ?
En que parte de la biblia me indica o nos hace referencia que hay que cumplir con 9 mandamientos y no con 10?
En Isaias 66 Dios nos habla sobre la tierra prometida y nos mantiene el tema del día de reposo como día santificado por él.
Me parece que tenemos que confiar en lo que la palabra de Dios dice y no en como nosotros queramos adecuar la palabra para nuestro beneficio.
Como el en el huerto del éden señalo un árbol del cúal Adán y Eva no debian comer , Dios santifico un día y es el septimo día debemos de obedecer y ser fieles al señor con lo que el nos pide.
Hebreos 4 es MUY claro y el analisís que se hizo cerece de respaldo biblico, muchos de los argumentos no estan respaldados con un verso que nos indique claramente que el cuarto mandamiento de Dios fue anulado.

Isaias 66:22 Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre.
Isaias 66:23 Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová.

El catedrático Andrew T. Lincoln explica, “El uso del término sabbatismos en otras obras de la literatura griega nos da una idea más exacta de su significado. Es utilizado por Plutarco en De Superstitione 3 (Moralia 166A) en referencia a la OBSERVANCIA del sábado. Además, aparece cuatro veces en obras de la literatura post canónica, además de su uso en Hebreos 4:9. Estas son Diálogo con Trifo 23:3, de Justino, Adversus haereses 30:2:2, de Epifanio, Martyrium Petri et Pauli 1 y las Constituciones apostólicas 2:36:2. En cada una de estas menciones, el término denota la observancia o celebración del sábado, lo cual corresponde al significado del verbo sabbatizo utilizado en la Biblia Septuaginta (cf. Éxodo 16:30; Levítico 23:32; 26:34; Crónicas 36:21), que también refiere a la observancia del sábado. Por lo tanto, quien escribe a los Hebreos está diciendo que hay un reposo pendiente desde los tiempos de Josué” (“Sabbath, Rest and Eschatology in the New Testament” [Sábado, reposo y escatología en el Nuevo Testamento], From Sabbath to Lord’s Day [Del sábado al día del señor], ed. D. A. Carson, p. 213).

EL SÁBADO DE LOS JUDÍOS

Isaías 1:14 Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas.

Oseas 2:11 Haré cesar todo su gozo, sus fiestas, sus nuevas lunas y sus días de reposo, y todas sus festividades.

Colosenses 2:16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo,

Si decimos que el domingo es el día del señor, le hacemos mentiroso a Cristo que dijo:

Mateo 12:8: porque el Hijo del Hombre es SEÑOR DEL día de reposo sabático.

Si decimos que los apóstoles cambiaron el reposo del sábado
al domingo, le hacemos mentirosos al espíritu santo y a la declaración de los testimonios de los discípulos de Cristo.
¿Qué dicen las escrituras ?

Romanos 4: (Textos del Apóstol Pablo)

1. Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado.
2. Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron. (la buena nueva significa evangelio)
4. Porque en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día.
6. Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia,
7. otra vez determina un día: Hoy, diciendo después de tanto tiempo, por medio de David, como se dijo: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros
corazones.
8. Porque si Josué les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día.
9. Por tanto, queda un reposo sabático para el pueblo de Dios.
10. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.

1 Juan 2:7: Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis
tenido desde el principio; este mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio.

1 Juan 2:24: Lo que habéis oído desde el principio, permanezca en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio permanece en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre.

2 Juan 1:5: Y ahora te ruego, señora, no como escribiéndote un nuevo mandamiento, sino el que hemos tenido desde el principio,…..

Así es David Montes, el día de reposo no fue cambiado del sábado al domingo, simplemente fue eliminado en su forma física, como sombra que era, para dar paso al verdadero reposo que es Jesucristo.

Así es David Montes, el día de reposo no fue cambiado del sábado al domingo, sino que fue eliminado de su forma física en un día de la semana, era una sombra, y ahora ha dado paso a Jesucristo quien es nuestro verdadero reposo.

¿Qué provecho saca el hombre o Dios del sábado? nada.

Guardar el sábado simplemente no trae ningún beneficio para la vida espiritual, en estos tiempos cristo ya vino y él es nuestro verdadero descanso, en el antiguo testamento era válido guardar el sábado, pues hoy ya no lo es, ya que según Marcos 2:27 dice que el sábado fue hecho por causa del hombre, en otras palabras por culpa del hombre, para su propio beneficio, quiere decir que fue hecho para que descanse o reposo el hombre de su trabajo y no el hombre para enseñorearse del sábado, es decir el hombre no puede adueñarse de lo que no le pertenece, por tanto Cristo tiene el dominio del sábado, él puede decir lo que se debe o no se debe hacer en ese día, quiere decir cristo es mayor o más importante que el sábado. Espero que ahora no me vengan apedrear algunos adventistas como lo hacían los judíos.

¿Descansó Dios en sábado o solo fue un ejemplo exclusivo para el hombre?
En realidad Dios no necesita descansar según Hechos 7:49 y lo confirma Isaías 66:1 con referencia a Génesis 2.2 la respuesta está en Juan 5:17, Dios no es hombre para tener cansancio y descansar todos los días sábados.

¿Qué es más importante guardar el sábado o hacer justicia?
Son preguntas muy fuertes y estas respuestas las tenemos en Marcos 3:4 y en Isaías 1:13-17 según la balanza de Dios el sábado pierde su valor y el mismo lo desecha. También el apóstol Pablo habla sobre esto en Colosenses 2:16 diciendo nadie los acuse por no respetar las fiestas judías, lunas nuevas y días de reposo en sábado, ya no es necesario guardar el sábado, pero si debemos buscar a Dios todos los días, es decir debemos guardar todos los días para el señor.

¿Se guardará el sábado en el cielo por la eternidad o es un error de comprensión?
A decir verdad esta falsa enseñanza no es respaldada por la biblia, ya que Isaías 66:22-23 no habla de que el sábado va permanecer para siempre, sino habla de la “descendencia” comparando a la nueva creación que permanecerá, de mes en mes y de sábado en sábado, esto solo representa una comparación, como un grupo de judíos que se reunían en Israel cada sábado, el objetivo es que se postren delante de él, mas nada habla respecto de guardar el sábado, o ver el rostro de Dios un día por semana, eso no tendría sentido. Sin duda es una mala comprensión de la biblia, ya que distorsionan el significado de las cosas y se quedan en el aire, colgando en la nada.

¿Qué significa pacto perpetuo o como se podría entender mejor?
Según el antiguo testamento habían leyes rituales con orden perpetua, pero que tuvo su fin al venir Cristo, esto es gracias al sacrificio de la cruz y Hebreos 8:13 habla de ello, de un segundo pacto y esto también lo confirma Jeremías 31:31

DIOS NOS SIGA BENDICIENDO: ESTOY DE ACUERDO CON LO ESTABLECIDO POR DIOS Y NO POR EL HOMBRE, EL CASO DE TODO ESTO ES OBEDECER A DIOS Y SU VOZ ( APOCALIPSIS, 12:17) DICE 17; ENTONCES EL DRAGÓN SE LLENÓ DE IRA CONTRA LA MUJER; Y SE FUE A HACER GUERRA CONTRA EL RESTO DE LA DESCENDENCIA DE ELLA, LOS QUE GUARDAN LOS MANDAMIENTOS DE DIOS Y TIENEN EL TESTIMONIO DE JESUCRISTO. AMEN PARA CORECIÓN

Los adventistas han luchado erróneamente por tratar de alcanzar el favor de Dios, se han sentido en la obligación de cuestionar a los evangélicos, sin saber nada de esta doctrina ajena a ellos, sé que te va sonar como un eco en tu corazón, ningún cristiano evangélico guarda el domingo en lugar del sábado, grábeselo bien, para los evangélicos el sábado llegó a su fin en la cruz de cristo, a fin de que podamos entrar a su presencia, donde hay un profundo reposo, el sábado era solo sombra, ya no lo necesitamos más, cristo Jesús es la realidad.

Escribe tu comentario: