La resurrección de Jesucristo [Guía para estudio bíblico]

La Resurrección de Jesucristo

Creencias Cristianas Básicas – Guía para estudio Bíblico

Disponible en pdf:

Icon of La resurrección de Jesucristo  |  Guía para Estudio Bíblico La resurrección de Jesucristo | Guía para Estudio Bíblico pdf [1425 descargas 223.0 KB]

La Resurreccion de Jesucristo

 Introducción

En una de las declaraciones más enfáticas del apóstol Pablo, él dice: “Si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra predicación; vana también es nuestra fe” (1 Corintios 15:14). Si Jesucristo no resucitó, todo lo demás es una pérdida de palabras. Si Él no está vivo ahora, el cristianismo es un fraude sin esperanza. Pero la Buena Noticia es que Jesús verdaderamente ha resucitado, com nuestro Salvador, y nosotros también tenemos la promesa de que resucitaremos. La doctrina de la resurrección es esencial para la fe. El cristianismo depende de la veracidad de esta doctrina. Pero, es más que una doctrina, es una buena noticia, ¡una noticia que nos llena de gozo, esperanza, confianza, emoción y celebración!

[1] ¿Predijo Jesús su muerte y su resurrección? Mateo 16:21; 17:23; Marcos 9:9. ¿Entendieron los discípulos lo que dijo Jesús, y le creyeron? Marcos 9:10; Juan 16:17-18; Marcos 16:11; Lucas 24:11.

[2] ¿Qué convenció a los discípulos de que Jesús resucitó de entre los muertos? ¿Qué vieron ellos en la tumba de Jesús el domingo por la mañana? Mateo 28:1-6; Marcos 16:1-6; Lucas 24:1-12; Juan 20:1-8. ¿Qué evidencia vieron ellos después ese mismo día? ¿Cuándo comenzaron ellos a creer? Mateo 28:7-10; Marcos 16:9-14; Lucas 24:13-16, 30, 43; Juan 20:10-22.

[3] ¿Qué evidencia vieron los discípulos después de ese primer domingo? Mateo 28:16-20; Juan 20:26-29; 21:1-14; Hechos 1:3, 9. ¿Qué testificaron ellos después acerca de lo que habían visto? Hechos 2:32; 3:15; 4:10; 5:30-32; 7:56; 10:39-41; 1 Juan 1:1.

[4] ¿Qué evidencia persuadió a Saulo de Tarso, un incrédulo hostil? Hechos 9:3-6. ¿Qué concluyó él de tal experiencia? Hechos 13:33; 22:6-8, 17-21; 26:14-18. ¿Qué predicó él entonces? 17:3, 18, 31; Romanos 1:4; 1 Corintios 15:8; 2 Timoteo 2:8.

[Comentario] Aunque Jesús había predicho claramente su propia muerte y resurrección, los discípulos no le creyeron. No se podían imaginar a un Mesías que había muerto, y como resultado  no entendieron la necesidad de la resurrección. Aun después de la muerte de Jesús, los discípulos no creyeron. Aun después de ver la tumba vacía, no creyeron. No pensaron que verían a Jesús otra vez. ¿Qué convenció a los discípulos de que Jesús había resucitado? Jesús mismo. Se les apareció en un ser de carne y hueso. Ellos lo vieron y lo tocaron. Los discípulos vieron al Cristo resucitado en varios lugares, en varias ocasiones. No fueron ilusiones ni alucinaciones. Cientos de personas estaban convencidas de que Jesús estaba vivo, y estaban tan convencidos que predicaron esto aun cuando los amenazaban con la muerte. Ellos no inventaron la historia; la gente no arriesga su vida por algo que consideran falso. Su valor muestra que ellos creyeron, más allá de la sombra de la duda, que Jesús verdaderamente estaba vivo.

Ninguna otra explicación tiene sentido. Una víctima golpeada malamente y dejada por muerta a causa de los latigazos y la crucifixión no hubiera podido escapar por sí sola. Tampoco hubiera tenido sentido el que los judíos o los romanos se robaran el cuerpo. Los judíos podían poner fin a la “herejía” de los discípulos si sencillamente hubiesen traído un cuerpo muerto, ¡pero nadie pudo encontrar el cuerpo! La tumba vacía quizá no fue suficiente para convencer a los discípulos, pero una tumba con un cuerpo hubiese sido suficiente para ponerle fin a aquello. No fue una broma. No fue un error. Jesús realmente estaba vivo, y cientos de personas testificaron sobre lo que habían visto y oído. Aun Saulo de Tarso, un enemigo del mensaje, fue convencido cuando Jesús se le apareció. No eran ilusiones, ni fraude, ni alucinaciones, sino un acontecimiento que cambió la vida de Saulo. La resurrección de Jesús cambió nuestras vidas también.

[5] ¿Qué prueba acerca de Jesucristo su resurrección? Romanos 1:4; Hechos 17:31.

[Comentario] Cuando Jesucristo resucitó y ascendió a la mano derecha del Padre, fue un sello de aprobación para Jesús mismo, que mostraba que Él era el Hijo de Dios y su Mesías. Demostró que Él no era un pecador, y que lo que enseñó era verdadero. No obstante, los apóstoles usaron muy poco este argumento. Jesús era el Hijo de Dios aun antes de ser resucitado, y lo que Él enseñó fue cierto, no importa si hubiese resucitado o no. Los apóstoles le dan más énfasis a lo que la resurrección de Jesús significa para nosotros, para nuestra salvación.

[6] ¿Es la resurrección de Jesús una parte importante del mensaje del evangelio? Romanos 10:9; 1 Corintios 15:4; 2 Timoteo 2:8. ¿Es la resurrección parte del simbolismo del bautismo? Romanos 6:4; Colosenses 2:12; 1 Pedro 3:21.

[7] Jesús murió por nuestros pecados para que fuésemos perdonados. Pero, ¿es necesaria su resurrección para nuestro perdón y nuestra justificación? Hechos 13:37-39; Romanos 4:25; 1 Corintios 15:17. ¿Somos salvos no solo por la muerte de Jesús, sino por su resurrección? Romanos 5:10; Efesios 2:4-6; 1 Pedro 1:3.

[8] ¿Fue Jesús el primero en ser resucitado? Hechos 26:23; 1 Corintios 15:20-23; Apocalipsis 1:5. ¿Sirve la resurrección de Jesús como una promesa de que nosotros también seremos resucitados? Romanos 6:5; 8:11; 1 Corintios 6:14; 2 Corintios 4:14; 1 Tesalonicenses 4:14. ¿Ha roto Jesús el poder de la muerte no solo para Él, sino también para nosotros? Hechos 2:24; Romanos 6:9; Hebreos 2:14-15.

[Comentario] Los judíos creyeron que habría una resurrección al final de los tiempos (Daniel 12:1-3; Juan 11:24). Pero, ¿por qué ocurrió la resurrección de Jesús antes de que viniera el fin? Fue una señal del comienzo del fin: la era del antiguo pacto había llegado a su fin; una nueva era había comenzado. Aunque los últimos días comenzaron con Cristo (Hechos 2:16-17; Hebreos 1:2), la nueva era no está aquí completamente. Estamos viviendo en una era de transición. Algunos aspectos de nuestra salvación ya están aquí; otros todavía no.

[9] ¿La resurrección de Jesús nos afecta a nosotros? Colosenses 3:1-4

[Comentario] Afecta la manera en que vivimos. Ya que hemos sido resucitados con Cristo, debemos buscar las cosas de arriba. Esperamos con confianza nuestra redención total (Romanos 8:23). Ya que Dios resucitó a Jesús de la muerte, podemos estar seguros de que Dios resucitará nuestros cuerpos y que seremos como Jesús en su gloria (1 Juan 3:2). Su resurrección es, por lo tanto, una noticia muy importante no solo acerca de Jesús, sino acerca de nuestro propio futuro.

[10] ¿Cómo seremos en la resurrección? 1 Corintios 15:35-53

[Comentario] Seremos como Jesucristo. Pablo dice que nuestro cuerpo mortal será vestido de inmortalidad; lo corruptible se vestirá de incorrupción. El viejo cuerpo resucitará y tendrá nuevas características. En el versículo 44, Pablo describe nuestros cuerpos mortales con la palabra psychikon (de la palabra psyche, la palabra para ‘alma’). Él describe los cuerpos de la resurrección con la palabra pneumatikon (de pneuma, la palabra para ‘espíritu’).

Él no está hablando de cuerpos hechos de alma o cuerpos hechos de espíritu; solo está diciendo que nuestros cuerpos en la resurrección serán cuerpos, caracterizados de alguna forma por espíritu. Nuestros cuerpos serán resucitados con una naturaleza cambiada. Cuando Jesús se le apareció a los discípulos después de la resurrección, su cuerpo era de carne y hueso, pero también tenía capacidades sobrenaturales. No estaba sujeto a las mismas leyes de física. La mortaja quedó en el sepulcro, pero el cuerpo de Jesús no permaneció allí. Fue cambiado de corruptible a incorruptible, un cuerpo sobrenatural. Era su cuerpo, pero había sido cambiado.

[11] ¿Qué ocurrió 40 días después de la resurrección? Hechos 1:3, 9-11. ¿Dónde está Jesús ahora? Hechos 2:33; 5:31; 7:56; Efesios 1:20-21; Filipenses 2:9; Colosenses 3:1; Hebreos 1:3; 8:1; 1 Pedro 3:22.

[Comentario] Al ser elevado al cielo visiblemente, Jesús mostró que estaba dejando a sus discípulos y que iba al Padre en el cielo. Ya no se les aparecería a ellos físicamente, Él se iba. Pero en otro sentido, de otra manera, Él permaneció con sus discípulos (Mateo 28:20). Él todavía vive en sus discípulos (Juan 15:4; Gálatas 2:20; Colosenses 1:27). Él fue el que envió al Espíritu Santo a la iglesia (Juan 16:7; Hechos 2:33). A través de las epístolas, Pablo describe la vida cristiana como estar “en” Cristo. Estamos unidos espiritualmente a Él. Cristo está en nosotros a la vez que está en el cielo. Él puede, por tanto, servir como nuestra conexión con el cielo.

[12] ¿Qué está haciendo Jesucristo en el cielo para ayudarnos? Romanos 8:34; 1 Timoteo 2:5; 1 Juan 2:1. ¿Qué términos en referencia a su obra se usan en el libro de Hebreos? Hebreos 2:17-18; 3:1-6; 4:14-16; 7:24-28; 9:15; 13:20. ¿Qué está haciendo Jesús ahora en la iglesia? Colosenses 1:18; Efesios 5:23; 4:15-16; 1 Pedro 2:25.

[Comentario] Jesús cuida la salud espiritual de cada creyente, intercede por ellos, los perdona, los fortalece. Podemos orar con confianza, sabiendo que tenemos un Sumo Sacerdote que comprende nuestras dificultades. Él no solo ha comenzado una obra en nosotros, Él la completará: Él es el Autor y Consumador de nuestra salvación. Jesucristo continúa dirigiendo y guiando la iglesia que Él edificó. Él continúa viviendo en su gente para que podamos ser más como Él, creciendo en Él hasta que seamos conformados completamente a su imagen.

La resurrección de Jesús fue un momento de triunfo, de victoria, de gozo, de adoración y celebración. Fue una demostración de la esperanza que todos los cristianos tienen de conquistar la muerte, se llegar a ser incorruptibles, de ser resucitados a la gloria. Expresa fe, esperanza y gozo. No es sorprendente que los cristianos alrededor del mundo celebremos la resurrección de Jesucristo.


La resurrección de Jesucristo  |  Guía para Estudio Bíblico
La resurrección de Jesucristo | Guía para Estudio Bíblico
CCB-01-La_resurreccion_de_Jesucristo.pdf
223.0 KB
1425 Downloads
Details

Acerca de Comunión de Gracia Internacional

COMUNIÓN DE GRACIA INTERNACIONAL [GRACE COMMUNION INTERNATIONAL], es una denominación evangélica activa en casi 100 países y territorios con una afiliación internacional de alrededor de 42 mil miembros y 900 congregaciones. Nuestra misión es “vivir y compartir el evangelio”. Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes en nuestro Señor Jesucristo. Le invitamos a reunirse con nosotros en nuestros servicios de adoración donde escuchará el evangelio de Jesucristo y conocerá a otros cristianos que están experimentando su relación con Jesucristo, así como usted.

1 comentario

Es de gran bendicion conocer acerca de la resurreccion de Jesus atravez de su ministerio que publica las buenas nuevas , y me llena de gozo saber todo es Dios los siga bendiciendo.

Escribe tu comentario: