Declaración de fe

La gracia de Dios

La gracia de Dios es gratuita e inmerecida y es expresada en todo lo que él hace.

Por gracia, el Padre redimió del pecado y de la muerte a la humanidad y a todo el cosmos por medio de Jesucristo, y por gracia, el Espíritu Santo da a los seres humanos la capacidad para conocer y amar al Padre y a Jesucristo, y por lo tanto, experimentar el gozo de la salvación eterna en el reino de Dios.

(Efesios 2:8-9; 1 Juan 2:1-2; Colosenses 1:20; Romanos 11:32; 8:19-21; 3:24; 5:2, 15-17, 21; Juan 1:12; Tito 3:7)

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.