El primer viernes negro

A menos que vivas en una cueva, es poco probable que haya escapado a tu atención que hoy es Viernes Negro.

Esta mañana mi buzón de correo electrónico estaba atascado con misivas urgiéndome a comprar gangas de Viernes Negro, y el periódico que recogí en mi viaje en autobús al trabajo era mucho más grueso de lo habitual, debido a la gran cantidad de anuncios de establecimientos que querían llamar mi atención.

¿Por qué Viernes Negro? Este nombre para el día después del Día de Acción de Gracias se originó en los EE. UU., con la historia más comúnmente contada que lo vincula a los negocios, que después de un año entero de operar con una pérdida (“en rojo”) supuestamente ganarían un beneficio (moverse “a negro”) porque los compradores gastan tanto dinero después de las vacaciones.

Un viernes negro anterior ocurrió el 24 de septiembre de 1869 cuando el mercado de oro de los EE. UU. se estrelló enviando la bolsa de valores en caída libre y la quiebra de todos, desde los multimillonarios hasta los conductores de autobús.

Pero hay otro Viernes Negro que se origina aún más atrás. El viernes en el que un hombre llamado Jesucristo murió con una muerte humillante clavado a un instrumento romano de tortura. Un día muy oscuro.

Sin embargo, la desesperación se convirtió en júbilo cuando, contra toda expectativa, el mismo hombre fue milagrosamente resucitado de la tumba. Un día, todos se darán cuenta de que este acto de sacrificio trajo consigo el don de la vida eterna para todo hombre, mujer y niño.

Para este Viernes Negro en particular, la acción de gracias viene después, no antes.

Peter Mill

Comunión de Gracia

Acerca de Comunión de Gracia

COMUNIÓN DE GRACIA INTERNACIONAL [GRACE COMMUNION INTERNATIONAL], es una denominación evangélica activa en casi 100 países y territorios con una afiliación internacional de alrededor de 42 mil miembros y 900 congregaciones. Nuestra misión es “vivir y compartir el evangelio”.

Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes en nuestro Señor Jesucristo. Le invitamos a reunirse con nosotros en nuestros servicios de adoración donde escuchará el evangelio de Jesucristo y conocerá a otros cristianos que están experimentando su relación con Jesucristo, así como usted.

Escribe tu comentario: