En otras palabras

Tuareg, una tribu antes nómada en el desierto de Sahara, pero ahora viviendo sobre todo en África Occidental, tiene un refrán: «Ur é erz ¡ay! Adem akus wa día y isass». Esto significa literalmente: «Hombre, no quiebres el vaso del que bebes”, pero quiere decir que tu esposa es preciosa, así que no abuses de ella en ninguna forma.

En la Biblia se nos dice: «De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes. (1Pe 3:7). En otras palabras, saber que tu esposa puede ser físicamente más débil que tú y que ella es tu compañera igual espiritualmente, trátala con gran respeto. ¿Cuál es tu actitud hacia tu esposa? ¿La rodeas de cariñosa compasión? ¿La amas con bondad y suavidad, siempre cuidando bien de ella?

James R. Henderson

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.