DEL ESCRITORIO DE
JOSEPH TKACH
Confiemos en Dios en estos tiempos de crisis
El mundo entra al año 2009 envuelto en trastornos económicos. Muchos de nuestros miembros están experimentando sus efectos de primera mano, habiendo perdido trabajos o casas o simplemente con dificultades para afrontar los gastos mensuales.
Jesús nos dice en Mateo 6:31-34: “Así que no se preocupen diciendo: «¿Qué comeremos?» o «¿Qué beberemos?» o «¿Con qué nos vestiremos?» Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas”.
Podemos confiar en que Dios conoce nuestras circunstancias y que él proveerá para nuestras necesidades. Oramos para que todos aquellos que han perdido trabajos o han sido afectados en alguna otra forma por esta crisis económica actual, encuentren consuelo y esperanza en la promesa de Jesús mientras buscan nuevas oportunidades.
Y, naturalmente, la Iglesia de Dios Universal / Iglesia de Dios Mundial está también siendo afectada, tanto nuestras congregaciones locales como nuestra obra colectiva. Las donaciones han declinado casi el 10 por ciento los últimos 12 meses debido a que muchos miembros y colaboradores han tenido que adaptarse a nuevas realidades financieras.
Esta declinación en los ingresos ha requerido que la Sede de la iglesia haga ajustes significantes, incluyendo despedir empleados, al esforzarnos por ser buenos mayordomos de los recursos disponibles y continuar cumpliendo nuestra misión.
Desde nuestras oficinas en Glendora, nuestro pequeño equipo de la Sede denominacional trabaja duro para cumplir su misión y responsabilidad de proveer a todas nuestras congregaciones con integridad teológica, doctrinal, administrativa, financiera y legal. Esto incluye entre otros:
·  Animar y facilitar la clara proclamación del evangelio en palabra y hechos en cada congregación.
·  Proveer la identidad denominacional para todas las congregaciones.
·  Mantener la Declaración de Fe y la integridad teológica y doctrinal de la denominación.
·  Proveer liderazgo denominacional caracterizado por humildad, integridad, honestidad y fidelidad a la Palabra de Dios.
·  Proveer efectivamente a los miembros de materiales de instrucción bíblica y noticias de la iglesia.
·  Proveer a las congregaciones con pastores centrados en Cristo y guiados por el Espíritu, con efectiva preparación, entrenamiento, selección, educación continua y supervisión de competencias.
·  Proveer a las congregaciones de servicios administrativos y legales.
·  Proveer soporte espiritual y coordinación internacional para todas las regiones fuera de Estados Unidos.
·  Proveer alcance evangelístico denominacional por medio de un mensaje cristiano inspirador y motivador dirigido al mundo cristiano y al público en general.
·  Interactuar y trabajar con otras iglesias al nivel denominacional con el propósito de avanzar el reino de Dios.
·  Mantener la historia oficial, el legado y la continuidad de la Iglesia de Dios Universal / Iglesia de Dios Mundial.
Apreciamos profundamente tus fieles oraciones y consistentes donaciones durante estos tiempos de prueba. Jesús dijo: “Donde está tu tesoro, allí está también tu corazón” (Lucas 12:44), y es claro que los corazones de nuestros miembros están en el evangelio de la gracia.
Probablemente hayas notado que durante tiempos de adversidad, la gente tiende a responder más a la esperanza ofrecida por el evangelio. Espero que ustedes orarán conmigo para que juntos podamos ser instrumentos efectivos para compartir el amor, la esperanza y la gracia de Cristo a todos los que la necesitan en los meses difíciles que vienen.
Cuando conocemos a Cristo, tiempos como estos sirven para ponernos de rodillas y nos ayudan a acercarnos más a Dios, porque cuando nuestro sentido de seguridad es amenazado, podemos ver más claramente donde está nuestra verdadera seguridad: en nuestro Señor y Salvador.
Gracias de nuevo por vuestro amor, oraciones y generoso apoyo financiero para la iglesia.
En el amor de Jesús,
Joseph Tkach
Presidente,
Iglesia de Dios Mundial
Iglesia de Dios Universal

2 thoughts on “Confiemos en Dios en estos tiempos de crisis

  1. Me da gusto saber que a pesar de la situacion financiera que muchos padecemos , sigamos fieles en las cosas de Dios no debemos quejarnos si no ser agradecidos con lo que Dios nos da como dice la escritura Filipenses 4:11 He aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación.Les deceo lo mejor en este año que Jesús sea el centro de nuestras vidas.AMEN.

  2. Me da gusto saber que a pesar de la situacion financiera que muchos padecemos , sigamos fieles en las cosas de Dios no debemos quejarnos si no ser agradecidos con lo que Dios nos da como dice la escritura Filipenses 4:11 He aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación.Les deceo lo mejor en este año que Jesús sea el centro de nuestras vidas.AMEN.

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.