Como mantener nuestro enfoque

 

Tammy Tkach

En nuestra joven y obsesionada sociedad, de la que soy producto, es difícil admitir que nos están pasando los años. Me gusta pensar que no tengo mucha edad; es solamente el calendario el que cambia. Pero no puedo continuar negando los efectos del tiempo cuando me veo leyendo el periódico a la distancia de lo largo de mis brazos, o cuando tengo que pedirle a mis niños que me lean las letras pequeñas del frasco de vitaminas. Debo admitir que ya no puedo ver claramente.

Estoy segura que no soy la única con este problema. Es común perder el enfoque de las cosas. Sucede cuando estamos muy ocupados, o cuando estamos muy cansados, o cuando las circunstancias de la vida se amontonan tan alto que nos impiden ver.

Cuando se pierde el enfoque de las cosas, no percibimos la realidad correctamente. Podemos pensar que vemos las cosas claramente, cuando en realidad es una distorsión. La distorsión de la realidad nos puede llevar a tomar malas decisiones o hacer comentarios inapropiados y podemos pecar.

Hay dos maneras de mantener nuestro enfoque. Uno es usar los lentes apropiados. El otro se encuentra en Hebreos 12:2 “fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios”. Si mantenemos nuestra mirada puesta en Jesús, todo lo demás estará enfocado.

Hay muchas áreas de nuestra vida donde podemos usar este tipo de enfoque. Por ejemplo es muy fácil que las personas nos irriten. Si nos enfocamos primero en Jesucristo, nos daremos cuenta que Él los ama tanto a ellos como a nosotros. Algunas personas nos sacan realmente de casillas, pero si enfocamos en Jesús, podremos ver que Él vive en ellos y recordar que Él está haciendo una obra en ambos.

Es duro pasar por momentos oscuros de la vida especialmente en las pruebas o un trabajo mal pago o una enfermedad. Pero si ponemos la mirada en nuestro Salvador, podremos soportar la cruz. La mirada de Jesús no estaba enfocada en el dolor del momento, sino en la eternidad con el Padre.

El versículo 3 de Hebreos 12 nos hace considerar a Jesús, quien se mantuvo frente a la oposición de los pecadores y no se desanimó ni se cansó. Nosotros también podemos sufrir oposición de los pecadores, pero si consideramos a Jesús que fue puesto en lo alto, podemos tomar valor de Él y mantenernos.

David soportó oposición de sus perversos enemigos, pero su solución fue la misma del escritor de Hebreos. “En ti, Señor Soberano, tengo puestos mis ojos; en ti busco refugio” (Salmo 141:8) Para Josafat también funcionó. Al final de su oración en 2 de Crónicas 20:12, él admite que él y su gente de Judá no sabían qué hacer, pero pusieron sus ojos en Dios!

La próxima vez que no veas las cosas claras, pon tu mirada en Jesús y Él hará que todo sea claro.………….

About Comunión de Gracia

COMUNIÓN DE GRACIA INTERNACIONAL [GRACE COMMUNION INTERNATIONAL], es una denominación evangélica activa en casi 100 países y territorios con una afiliación internacional de alrededor de 42 mil miembros y 900 congregaciones. Nuestra misión es “vivir y compartir el evangelio”. Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes en nuestro Señor Jesucristo. Le invitamos a reunirse con nosotros en nuestros servicios de adoración donde escuchará el evangelio de Jesucristo y conocerá a otros cristianos que están experimentando su relación con Jesucristo, así como usted.

Escribe tu comentario: