Navigation


¿Es la Navidad una fiesta pagana?


, Escriba su comentario a este artículo

El apóstol Pablo permitía que los cristianos de Corinto comieran carne sin necesidad de investigar su procedencia. Igualmente, hoy en día practicamos muchas costumbres sin preocuparnos de su posible origen pagano.

Por Michael Morrison

El paganismo, tal como lo conocemos, es un tema altamente controversial pero que necesita ser discutido. ¿Podemos usar costumbres paganas en la Iglesia de Dios?

Debemos reconocer que ya lo hemos estado haciendo. Asimismo, no porque algo tenga un origen pagano significa que sea pecado usarlo aun para un propósito religioso.

  • Los anillos de bodas eran y son una costumbre pagana, y no hay un mandamiento bíblico para tales objetos; sin embargo, los usamos en las bodas de la iglesia.

  • Las ceremonias nupciales eran en sí costumbres paganas, y no están ordenadas en las Escrituras.

  • Los funerales también incluyen costumbres paganas que estaban basadas en ideas erróneas acerca de una vida después de la muerte. Las Escrituras no hacen mención acerca de embalsamamientos, cremación, ataúdes o de colocar flores en las tumbas.

  • Los paganos creaban estatuas de animales y de gente, tanto miniaturas como figuras de tamaño natural. Tenían estatuas en sus jardines y en sus hogares. Estas cosas han perdido su connotación "pagana" porque la gente ya no cree más en los dioses y en las diosas.

  • Algunas monedas tienen diseños paganos. Por ejemplo, algunas monedas norteamericanas tienen la figura de la diosa de la "Libertad". Algunos billetes tienen un ojo encima de una pirámide.

  • Los paganos dedicaron los días de la semana a diferentes dioses, y todavía usamos esos nombres.

Así que surge una pregunta: ¿Cuán cuidadosos debemos ser en desarraigar el paganismo de nuestras vidas? ¿Hasta dónde podemos llegar?

La respuesta es que diferentes cristianos marcarán el límite en diferentes lugares.

Debemos permitir cierta diversidad en estos asuntos, especialmente cuando consideramos nuestra tendencia histórica de juzgar a las personas en cuanto al tipo de corbatas que deben usar, la medicina, el maquillaje, los cumpleaños o el largo de las faldas. Por otra parte, algunas iglesias acostumbran prohibir los anillos de bodas. Los cristianos conservadores le dan mucha importancia a este tipo de cosas.

Pero debemos ser cuidadosos en lo que Dios dice. De manera que si Dios dice que debemos evitar el paganismo, entonces debemos hacerlo cuidadosamente. Al igual que muchos otros, en nuestra iglesia cometímos el error de prohibir demasiado... y aun así estuvimos errados. Formulamos mandatos de cosas que Dios no había ordenado y tuvimos que cambiar cuando aprendimos más de la verdad.

El ejemplo de los Corintios

En la iglesia del primer siglo se había instruido a los cristianos gentiles a que evitaran la carne que había sido sacrificada a ídolos paganos (Hechos 15:29). Sin embargo, Pablo les dijo a los corintios que ellos podían comer de la carne que se vendía en el mercado público aunque esa carne probablemente hubiera sido sacrificada a un ídolo (1 Corintios 10:25).

Y también les dijo que no comieran en el templo pagano. En otras palabras, les dijo que evitaran el paganismo aunque no tenían que evitar de manera supersticiosa cualquier cosa que hubiese sido tocada por el paganismo.

En Corinto, algunos cristianos eran más cuidadosos que otros y algunos más liberales que otros. Pablo les dijo que podían comer de la carne, pero también les dijo que se cuidaran de no ofender a los demás.

Por otra parte, amar a los demás no significa que tengamos que conformarnos a la conciencia más estricta de alguna persona (vers. 32-33).

Ahora imaginémonos una comida del siglo primero en la iglesia de Corinto. Cada quien ha traído comida y cada quien ha comido un poco de todo. De pronto, un converso demasiado celoso, ansioso de evitar el paganismo del cual ha salido, empieza a preguntar acerca de la carne.

Descubre que los Pérez le compraron la carne a Juan Pagano, y Juan siempre ha sacrificado sus reses en el templo de Zeus. ¡La olla ha sido contaminada con carne pagana y todos han comido un poco de ella!

¿Qué debe hacer el converso celoso con esta información? ¿Lo debe anunciar a toda la congregación, ocasionando una diligente búsqueda de comida contaminada por el paganismo? Claro que no.

Lo más sensato (y cristiano) que debe hacer sería guardar silencio... pero sabemos que los conversos demasiados celosos no son sensatos en ocasiones.

Su celo se sobrepone al sentido común, y aunque piensan que están actuando en amor, en realidad están causando un innecesario e inútil disturbio con su "conocimiento". Eso es lo que ocurre hoy en día cuando la gente predica que los anillos de bodas son paganos.

Es posible ser demasiado celoso en evitar cosas que tengan conexión con el paganismo. El advertir acerca de carne contaminada por los ídolos no ayuda a nadie a fortalecer su fe en Cristo. Todo lo que causaría sería dudas y molestias. Eso es lo que básicamente nuestra iglesia hacía con sus declaraciones condenatorias en contra de la Navidad.

Hoy en día la gente generalmente mira la Navidad como una costumbre cristiana, no como una costumbre pagana. Es como si vieran la carne del mercado con un rótulo que dijera "Aprobado para cristianos". Entonces, la compran y luego entrábamos nosotros diciéndoles que esa carne está contaminada.

Algunas personas no creen que el ejemplo de la carne se puede aplicar a los días feriados, pero otras sí. Así que, cada quien marca el límite en diferentes lugares.

Cada persona se considera a sí misma como fuerte en la fe o débil en la fe. ¿Cómo se deben comportar entre sí los fuertes y los débiles? Ciertamente no debemos pedir que los demás se conformen a la voluntad de uno, sino permitir diversidad de voluntades o de percepción de las cosas.

¿Cuándo nació Jesús?

Hay quienes pregonan que Jesús nació cerca de los festivales de otoño. Eso es posible, pero no ha sido comprobado. Es poco probable que Augusto quisiera ocasionar una rebelión al solicitar que cada persona fuera a su ciudad natal cuando la religión local ordenaba que todo el mundo fuera a Jerusalén.

Mucha gente ha rechazado la idea de que Jesús hubiera nacido en diciembre porque había pastores en el campo (Lucas 2:8), y los pastores normalmente no pastorean en diciembre. Pero debemos recordar que ese no fue un año normal.

Augusto había instruido que todos debían ir a su ciudad natal para el censo (vers. 3), ¡pero los pastores seguían en sus campos! Había motivo para ello. Quizá estaban evadiendo el pago de los impuestos. Tenían razón para permanecer alejados de sus poblaciones lo más que pudieran. Claro que esta circunstancia no es prueba de que Jesús nació en diciembre, pero muestra que la principal objeción para un nacimiento en diciembre no es algo conclusivo.

Por otra parte, en el año 221 (mucho antes del tiempo de Constantino) Julio Africano declaró que la fecha del nacimiento de Jesús era el 25 de diciembre. No nos dice cómo obtuvo esta fecha, pero un autor posterior calculó la fecha de la siguiente manera: Zacarías estaba sirviendo en el templo durante los festivales de otoño cuando Gabriel le dijo que su esposa iba a concebir (Lucas 1:8, 23). Seis meses más tarde, cerca del equinoccio de verano, María recibe la visita del ángel, quien le informa que Jesús sería concebido. Por lo tanto, el nacimiento del Salvador ocurriría alrededor de fines de diciembre.

Claro está que este cálculo no es prueba (las suposiciones no han sido comprobadas); sin embargo, muestra que la fecha no necesariamente está basada en el paganismo. La fecha podría haberse calculado sin referencia alguna de costumbres paganas.

Los cálculos de Julio pudieron haber sido ingenuos o pudieron haber sido tramados. Desconocemos sus motivos. Por lo tanto, no podemos decir en forma dogmática que el 25 de diciembre fue una fecha tramada simplemente porque ya existía un festival pagano en esa fecha. Como no estuvimos ahí, no podemos decir que sabemos que fue un intento deliberado para hacer que los cristianos observaran un día pagano.

Cuando la iglesia empezó a celebrar la Navidad, ésta nada tenía que ver con los arbolitos, las coronas o los renos. Todas estas cosas fueron añadidas siglos después en el norte de Europa. El hecho de que costumbres no cristianas hayan sido asociadas con este festival no es prueba de que la fecha en sí tenga su origen en el paganismo.

Sin embargo, supongamos por el momento que la Navidad fue originada como una sustitución intencional de las fiestas saturnales. Muchas de las personas que asistían entonces a la iglesia eran conversos recientes del paganismo. Algunos eran paganos no convertidos todavía.

A estas personas aún les atraían las celebraciones de las fiestas saturnales y el estar en casa no era una opción deseable cuando el bullicio y alboroto llenaba las calles. Por lo tanto, sigue la teoría, la iglesia proveyó una alternativa decente: ir a la iglesia.

¿Sería un error el tener un servicio religioso como una oposición intencional a las fiestas saturnales?

No hay duda de que la iglesia trataba de adorar a Dios por medio de las costumbres de los gentiles; la iglesia estaba combatiendo en contra de las costumbres paganas. Sólo la fecha era la misma, y hay buena razón para tener servicios en esa fecha, en donde los miembros podían invitar a sus amistades inconversas y familias a la iglesia y alejarlas de esa manera del paganismo.

En algún momento, los cristianos hicieron la comparación: en esta fecha, los paganos celebran el nacimiento del dios sol, pero nosotros adoramos al "Sol de justicia" (Malaquías 4:2). Nosotros también podemos celebrar su nacimiento.

Esa pudo haber sido la manera como empezó la Navidad. Aparentemente, en los primeros siglos consistía principalmente de un servicio religioso. Y la estrategia parece haber sido exitosa: Nadie celebró más las fiestas saturnales.

Así que los cristianos no observan la Navidad en honor del dios sol, así como no adoran las figurillas o las estatuas que tienen en sus hogares. Aunque el día era usado para la adoración de un ídolo, ahora ya no lo es.

Consideremos el caso de los cristianos en Corea. Por ejemplo, en ese lugar el 25 de diciembre no era un día pagano, pero ahora los cristianos de ese país observan el 25 de diciembre. ¿Por qué? Porque los misioneros introdujeron esa festividad.

Para los coreanos cristianos, la Navidad tiene un origen cristiano, no pagano. Por lo tanto, ¿deben ir los cristianos escrupulosos a decirles que el 25 de diciembre fue un día dedicado a un ídolo y que, por consiguiente, debe evitarse? Ese enfoque crearía dudas, no dedicación. No edificaría o animaría a los creyentes coreanos. 

Escrituras

A menudo, se han empleado dos escrituras para argüir en contra de las costumbres navideñas. Cabe mencionar que el capítulo 10 de Jeremías nada tiene que ver con los árboles navideños. Esa costumbre se originó en el norte de Europa y nada tuvo que ver con Jeremías, quien vivió siglos antes.

En resumen, Dios no se opone a todas las prácticas de adoración de los paganos, sólo se opone a las abominaciones que hacían durante su adoración. Básicamente, si algo es erróneo, es erróneo en cualquier otro día del año. Ese es el tipo de costumbre de la cual debemos de cuidarnos.

Pero si una costumbre es inofensiva en julio (ejemplo, decorar las casa con luces de colores), entonces no necesitamos condenarla en diciembre. No debemos permitir que lo que hacían los ya difuntos paganos dictamine lo que podemos o no podemos hacer hoy en día.

Resumiendo: Si la Navidad es un pecado, ¿dónde está el pecado? ¿Sería un pecado que la iglesia celebrara un culto religioso en esta fecha? ¿Sería un pecado celebrar el nacimiento del "Sol de justicia" (Malaquías 4:2)? ¿Sería un pecado celebrar su nacimiento en esta fecha en particular? ¿Sería un pecado celebrar esta fecha y no es pecado guardar otras celebraciones?

Por ejemplo, los cristianos ortodoxos del este celebran el nacimiento de Cristo en el 6 de enero. Ellos no fueron influenciados por Roma o por las fiestas saturnales. ¿Está bien celebrar esta fecha, o sentimos que hay necesidad de excavar en la historia para encontrar algo malo de ese día y poderlo eliminar? ¿Sentimos una compulsión de preguntar si la carne ha sido sacrificada a algún ídolo?

En resumen

1) No es erróneo regocijarnos por el nacimiento de Jesús.

2) No es erróneo hacerlo cada año.

3) No es erróneo añadir otro festival religioso.

4) La fecha del 25 de diciembre no es necesariamente un día pagano.

5) Y aun si la fecha fuera pagana, no es automáticamente erróneo si usamos cosas que anteriormente eran de origen pagano, cosas tales como: anillo de bodas, costumbres funerarias, estatuas y los nombres de los días.

Si la fecha es permitida y los cultos religiosos son permitidos, pero algunas costumbres no lo son, entonces debemos especificar cuáles costumbres son impías en lugar de condenar cualquier cosa asociada con la fecha que estamos viendo.

Asimismo, si un hombre gordo vestido de rojo es permisible, pero las fábulas acerca de él no lo son, entonces necesitamos identificar el pecado sin condenar aquello que es inofensivo. No olvidemos que diferentes cristianos marcan el límite en diferentes partes, y debemos llevarnos bien con todos.

Conclusión

El paganismo es un tema cargado de emociones. Cada persona piensa de sí misma que tiene equilibrio, pero el punto de equilibrio de cada persona es diferente. Personas igualmente sinceras marcan su límite en lugares diferentes. ¿Qué vamos a hacer entonces?

¿Debe de legislar la iglesia acerca de cuáles prácticas son aceptables y cuáles no? Esa no es nuestra comisión. No estamos en el negocio de promulgar leyes. Cada cristiano o cristiana debe marcar su propio límite y debe ser tolerante con aquellos que tienen otros límites. No juzgues a tu hermano, nos dice Pablo (Romanos 14:5-13). ¡Este es uno de los mandamientos más difíciles de toda la Biblia!

Aquellos que participan de las festividades navideñas deben ser cautelosos; aquellos que deciden no participar deben ser tolerantes.  Ya sea que usted decida participar o abstenerse, hágalo para el Señor y que él sea el juez. Este es el enfoque cristiano de la situación cultural de hoy en día.


Iglesia de Dios Universal
Iglesia de Dios Mundial

Viviendo y Compartiendo el Evangelio


Buscar

Búsqueda personalizada


Grupo de email




Copyright © 1995, 2008 Iglesia de Dios Universal