¿Tiene Dios un Cuerpo?

 

A

lgunos grupos, como los Mormones y algunos que son llamados movimientos de "Palabra de Fe", enseñan que Dios es un ser el cual se compone de un cuerpo físico, un cuerpo compuesto de carne y hueso. Esta idea no es avalada por la Biblia. Grupos que enseñan esto, se amparan en la interpretación que le dan a Génesis 1:26, en el cual Dios dice: "Hagamos al hombre a nuestra imagen".

Ellos también señalan pasajes en el cual Dios o sus acciones son descritas en términos humanos. Toman dichos pasajes en forma literal más bien que en sentido metafórico, De esta manera atribuyen partes del cuerpo a Dios. Éxodo 33:11 es un ejemplo, en donde leemos que, "El Señor habla a Moisés cara a cara, como un hombre hablara con un amigo". Algunos otros ejemplos se encuentran en Génesis 3:8; Éxodo 33:20, 22-23; 34:5; Deuteronomio 23:12-13; Ezequiel 1:27, 8:2; Habacuc 3:3-4.

También están los antropomorfitas, aquellos que enseñan que Dios tiene un cuerpo, basándose en el hecho que la segunda persona de la Deidad, el Hijo de Dios, era un ser humano cuando fue encarnado.

Primero veamos lo que dice la Biblia sobre la naturaleza y ser de Dios. En Juan 4:24, leemos, "Dios es espíritu, y sus adoradores deben rendirle culto en espíritu y en verdad". Aquí Jesús declara claramente que Dios es espíritu. Ya que Dios es espíritu, él no tiene un cuerpo. Por naturaleza, Dios debe ser un ser incorporal, y no se limita a existir dentro de un cierto tamaño y forma. Debemos señalar que la escritura dice que Dios es espíritu, no que él tiene un espíritu. Ya que Él es espíritu, le faltan partes o un cuerpo, completamente.

El propio Jesús definió qué es un espíritu, y señaló que es diferente de un ser humano, un cuerpo físico, después de su resurrección, él les dijo a sus discípulos," Tóquenme y vean; un fantasma [griego, pneuma,"espíritu"] no tiene carne ni huesos, como yo tengo (Lucas 24:39). Un espíritu no tiene carne ni huesos. Dios habla como ser invisible, que es, Dios en su gloria no existe en un cuerpo que tiene forma, como una persona que tiene carne y hueso. Por favor vea Colosenses 1:15, Romanos 1:19-20 y 1 Timoteo 1:17).

En 1 Timoteo 6:15-16 vemos que Dios es el "único inmortal, que vive en luz inaccesible, a quien nadie ha visto ni puede ver". No sólo Dios es invisible, sino que existe en una pura luz, algo que no sería posible hacer para un cuerpo compuesto de carne y hueso.

Es verdaderamente cierto que Dios en Cristo fue encarnado y vino a existir como un ser humano, con un cuerpo real. También, ese cuerpo, está ahora en un estado glorificado, continúa existiendo. Sin embargo, esto sólo es verdad en el Hijo, y sólo después de su encarnación. Ya que Dios ha existido eternamente, ni el Padre ni el Espíritu Santo fueron encarnados. El Hijo a lo largo de la eternidad (y continúa siendo) es espíritu, la conclusión obvia es que Dios no tiene ningún cuerpo como parte de su naturaleza como Dios. Es decir, un estado corporal no es el estado en que Dios ha existido desde la eternidad. Dios ha existido en la eternidad como un puro espíritu, aunque el Hijo haya asumido la naturaleza humana, además de su naturaleza no corpórea.

El Hijo en su estado encarnado como Jesús asumió la forma de un ser humano. Leemos en Filipenses 2:5-8 que "Jesucristo; quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!". Él no tenía un cuerpo en su pasado de eternidad, él tuvo que asumir esa forma.

El libro de Juan es una confirmación del hecho que Jesús existió como Dios en un estado glorificado antes de su encarnación, antes de volverse un ser humano (Juan 1:1, 14). Él se volvió carne, él no era ninguna carne. Dios asumió la forma de un ser humano en su Hijo, Jesucristo con la finalidad de comunicarse directamente con nosotros y completar así nuestra redención.

¿Qué de esos pasajes que parecen hablar de Dios en condiciones humanas? Aquellos que son llamados antropomorfitas, es decir, describen el ser de Dios, sus acciones y emociones lo colocan en condiciones como si fueran humanas. Aunque Dios no tiene un cuerpo, describe su actuar con su pueblo; como por ejemplo "su brazo poderoso" (Éxodo 15:16). Dios también se describe como que tiene un rostro, manos, dedos y espalda (Salmo 27:8; 10:12; 88:5; Deuteronomio 9:10; Éxodo 33:23).

También, a Dios se describe como que habla, camina, ríe y llora. Tales antropomorfismos son símbolos poéticos o metáforas que representan algo que por otra parte sería indescriptible, porque Dios en un ser invisible y desconocido. Tales símbolos de Dios están siendo condescendencias hacia nosotros. Él puso en letras para que nosotros podamos entender. Nosotros tenemos que tener alguna manera de describir la relación de Dios con nosotros. La única manera que esto puede ocurrir es a través de símbolos que son entendibles a nuestras mentes finitas.

Considere que sería lógicamente imposible para Dios ser de un metro ochenta (o cualquier altura y peso) con un cuerpo de carne y hueso y a menos que Dios sea un hermafrodita, teniendo ambos órganos sexuales del varón y de hembra. Las escrituras que algunas veces se citan como "prueba" que Dios tiene una forma de cuerpo humano podrían reducirse a un absurdo al citar Génesis 1:27 en donde se dice que Dios creó a ambos varón y hembra a su imagen.

La naturaleza y tamaño del propio universo nos dicen que sería imposible que un Dios hecho a imagen de los seres humanos pudiera crear, mantener y controlar el universo. ¿Cómo pudo Dios, con un tamaño semejante a un ser humano, dirigir un universo de 10-12 mil millones de años luz? Él podría ser incomprensiblemente más pequeño que el universo, como lo somos nosotros los seres humanos. Precisamente lo contrario se dice de Dios – que el universo no puede contenerlo (2 Crónicas 2:6).

El antropomorfismo literal, como hemos mencionado antes, hace a Dios como a nuestra imagen y se olvida que nosotros somos hechos a su imagen. Ninguna referencia de la forma, tamaño o composición se da, sino a sus cualidades espirituales.

Se han dado a los seres humanos la habilidad para razonar y expresar muchas cualidades divinas, como la comunicación, invención y la creación de nuevas cosas, pero sólo de los materiales existentes. Dios también ha dado dominio a la humanidad y mayordomía sobre su creación, el cual muestra el lugar de la humanidad como gobernantes y reyes, como lo es Dios. Éste es el verdadero significado de Dios respecto a que nos crea "a su propia imagen," no que Dios es como los seres humanos que poseen partes corporales.

Pablo explica que ese antropomorfismo literal es una doctrina peligrosa y pagana que debemos evitar. Él explica lo que pasó con la filosofía humana y la religión: "A pesar de haber conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se extraviaron en sus inútiles razonamientos, y se les oscureció su insensato corazón. Aunque afirmaban ser sabios, se volvieron necios y cambiaron la gloria del Dios inmortal por imágenes que eran réplicas del hombre mortal, de las aves, de los cuadrúpedos y de los reptiles". (Romanos 1:21-23).

Paul Kroll

Trabajo artístico por
Basil Wolverton

 

Copyright © 2006  Iglesia de Dios Universal

Hit Counter